martes, 1 de septiembre de 2009

Galway 09

Lo mejor del final, es cuando uno quiere volver a empezar otra vez. (los delincuentes)

Y después de este viaje le encuentro todo el significado a esta frase….

Ya en casa, con el calor que tanto anhelaba desde Irlanda y tanto detesto ahora que estoy aquí. Con todas mis cosas en su sitio, todo igual que cuando me fui, las mismas cosas de siempre, no se, creo que necesito volver a empezar… Solamente el calor de todas esas personas que me llenan y forman parte de mi vida hace que encuentre la vuelta a casa agradable.


Este viaje ha sido una de las mejores experiencias vividas hasta ahora, una cultura ajena a mi, un idioma que no es el mío, costumbres y tradiciones desconocidas… y sobretodo un montón de personas interesantes que conocer.

Tras mi primer fin de semana solo, investigando los rincones de la ciudad empecé las clases.

Una escuela completísima y con gente muy acogedora fue mi primera y única impresión. Luego, ya formado nuestro

grupillo” de amigos, todo fue diversión.

Gracias a todos por estas semanas de verdad


Es curiosa la relación de amistad que se tiene con gente que acabas de conocer y con la que solo vas a estar unas semanas, pero de los que necesitas cada día una dosis, para sentirte mas cerca de casa.

Música en directo por la calle, conciertos buenísimos en la mayoría de pubs, todo tipo de artistas callejeros, gente muy sociable y entretenida por todas partes...

Viaje a Conemara y a los acantilados, 2 parajes excepcionales aunque si tuviera que elegir, sin duda me quedo con los acantilados y esas vistas que te hacían sentir libre a la vez que causaban respeto.

Espero algún día volver por esas tierras.